CATEGORÍAS - LIFESTYLE, Ser madre, Sin categoría

Lactancia materna de una primeriza

3 diciembre, 2017
lactancia_materna_5

Lactancia materna de una primeriza

En primer lugar quiero comenzar este post diciendo que lo que vais a leer es mi experiencia con la lactancia materna pero que cada mami, así como cada peque son un mundo, por lo que cada lactancia es diferente. Yo sólo soy una madre novata que quiere compartir sus vivencias, por lo que no soy ejemplo de nada. 😀

En mi caso diré que los comienzos con la lactancia materna me parecieron duros, y es que esto de dar el pecho no es fácil, o no lo es al menos al principio. Cuando estás embarazada crees y te dicen que es muy cómodo y que es lo mejor que puedes hacer para tu bebe y para ti. Y es verdad, ahora lo vivo así, pero al principio lo de que para mi era bueno, no lo veía tan claro… (era agotador…)

lactancia_materna_2

MI EXPERIENCIA

Cuando mi bebe nació cogió el pecho desde el minuto 1 de vida, y eso es la pera, en ese sentido tuvimos mucha suerte. Yo ya tenía calostro desde hacía semanas, así que guiado por el instinto y por el olfato, se enganchó de maravilla (Para ayudarle, leí que si aprietas un poquito la zona del pezón – areola y la untas con el calostro que saques, los bebes al olerlo se guían mejor).
Eso sí, cogió pecho con una fuerza tan tremenda que empecé a utilizar pezoneras el 3º día  de Lactancia Materna, y es que hasta que el pezón se hace, la verdad es que es un sensación intensa, y algo molesta… El 3° día también me subió la leche. Es una pasada como se ponen los pechos… De verdad!!!! No se si a todas os ha pasado igual o depende del tipo de mama. El tamaño me aumentó mucho y su consistencia era durísima, parecían operadas. Cuando las ví por primera vez en el espejo, llame a mi marido y le dije: “Mira ven, tienes que ver esto!! Madre mía están enormes…” y eso que yo de normal ya tengo bastante pechote… Personalmente no me dolió, sólo me molestaba, hay a mujeres a las que si les duele la subida. Pero no os alarméis que a los días se regulan, en mi caso a los 3-4 de la subida se regularon (más o menos ) y tomaron una consistencia más normal.

Como te dicen l@s pediatras y l@s matron@s, con la lactancia materna el peque ha de tomar a demanda. Que depende del día y sobre todo al principio en nuestro caso fue cada 2.00h- o cada 1:30… Lo que el quiera. Se de much@s que son como un reloj y comen cada 3h incluso con Lactancia Materna, en nuestro caso no era así. Creo que en parte su alta demanda se debía a la pezonera, ya que no sacaba todo lo que tenía que sacar, y como le costaba más se quedaba dormido por lo que al poco volvía pedir.

 

lactancia_materna_1

 

Otra variante que puede afectar a la demanda y que tenéis que tener en cuenta es el calor. Pueden pedir con más frecuencia ya que es su única fuente de hidratación.

Como mamá primeriza lo que más me frustraba al principio era no saber si tomaba lo suficiente, esa cosa de decir: “tTendré leche suficiente, se estará quedando con hambre “.Pero los pediatras nos decían que si el bebe orina normal y coge peso “normal”, es que está tomando bien, Diego siempre ha cumplido las dos.

Durante las noches, y sobre todo el primer mes, practicar el colecho en cama me ayudó mucho con la lactancia, ya que es muy cómodo y el bebe y yo descansabamos mejor. Además Diego no quería ni oler la cuna, parecía que tuviese pinchos. Ahora duerme en la cuna colecho casi toda la noche.

Otra cosa que no sabía muy bien, aunque algo había leído al respecto, es que existen unas crisis de crecimiento que son muy-muy-muy duras (si podéis leer sobre ellas). Nosotros pasamos por dos, y creo que en ellas fue cuando estuve a punto de rendirme… Si no lo hice, fue gracias al apoyo de mi marido y al vuestro, todas las que me escribíais y me decíais: “no te preocupes que serán unos días y luego vuelve a la normalidad”.

Para nosotros las crisis fueron:

1- El peque súper irritable, llorando un montón y suuuuuuper nervioso.

2- Tener que estar al pecho casi cada hora, no sabría decirlo con exactitud, pero me daba la sensación de estar más tiempo con el enganchado en el pecho que sin el.

3- Frustración, por que crees que no tienes leche suficiente y que estás dejando a tu bebe con hambre .

4- Tu pareja quiere ayudarte pero no tiene tetillas o no de las que dan leche y eso también le frustra a el.

Lo bueno es que dura unos días, y luego se vuelve a la normalidad. (en nuestro caso y hasta los 4 meses , tomaba cada 2:00 – 2:30, a veces menos)

A LOS 3,5/4 MESES TODO CAMBIÓ

¿Y que pasó a los 4 meses para que las tomas se espaciaran considerablemente? Pues resulta que durante el 3ºmes, nuestro peque cogió muy poco peso. Esto podía deberse a que no estaba tomando todo lo que debía, a pesar de estar al pecho cada 2 h más o menos. Cada vez que lo ponía al pecho, al poco tiempo se quedaba dormido. Así que nos recomendaron que intentáramos quitarle la pezonera, ya que esta podía hacer que succionara menos o le costase más, y eso hacía que el peque se quedase dormido y dejará de comer. (Decir que la pezonera no la mantuvimos por el dolor del principio, si no por que el peque se acostumbró y no era capaz de comer sin ella.)

Aquella recomendación me pareció lógica. Por ello, con paciencia y en los momentos en los que el bebe estaba más tranquilo al pecho, yo me quitaba la pezonera. Aunque al principio se le hacía raro, ya que la textura y la forma cambian, al tiempo conseguimos deshacernos de ellas. En nuestro caso fue automático, quitarlas y ganar peso considerablemente. Además es mucho más cómodo!!

Ahora Diego está a punto de cumplir 6 meses y tengo que decir, que desde el mes 4 la lactancia materna es maravillosa. Sigue haciendo tomas por la noche, unas 2- 3, pero no me importa despertarme. Desde que se estableció de una forma más…, no se como decirlo, más pausado es una maravilla. Estoy encantada!!!

En conclusión,

¿es sacrificado? Sí

¿Es desesperante en algunos momentos? Claro que sí!

¿Hace que tu bebe dependa casi en exclusiva de ti? Sí, sobre todo al principio.

Pero también os digo que:

Es una de las cosas más bonitas que he hecho y lo haría una y mil veces más.

¿Es bueno para él y para mí? Sí, sí, sí. Sin duda.

Y he aprendido que la teta no es sólo alimento, es vínculo, refugio, calmante, incluso anestesia (#tetanestesia). La teta es mucho más que leche.

Todo esto he querido compartirlo para las que pensabais que la lactancia materna iba a ser fácil pero no lo ha sido y os a frustrado o habéis pensado que era mejor dejarlo. Con constancia y paciencia, y sobre todo con buenos asesores de lactancia (esto es muy importante), hay muchos problemas que se pueden solucionar. Hay mamis incluso que por diferentes motivos no pueden dar el pecho directamente, y se van con el saca leches a todas partes, madre mía sois mis heroínas!!!

Recuerda que no hay bebes de libro, ni mamis de manual.

Y no dudes que hagas lo que hagas eres la mejor mamá que tu bebe puede tener.

Las dudas siempre a vuestras matronas, asesoras de lactancia y pediatras que son l@s que realmente saben de esto.

Un besote y gracias por leerme!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply